10 verdades y mitos sobre la gripe

Todo tipo de ideas han surgido a lo largo de los años sobre lo que puede causar el resfriado común, cómo es que se contagia y los remedios que se pueden utilizar para curarlo.

Cada año, cuando llega la temporada de frio, las enfermedades respiratorias aumentan entre la población, tal es el caso de la gripe y el resfriado. Es por eso que esta vez te mostramos unas ideas que pueden mejorar tu salud o por lo menos prevenirla antes de que empeore.

Sin embargo, en el intento de conocer más sobre la molesta e insistente enfermedad, han surgido una gran cantidad de mitos y verdades a medias, por lo que es recomendable conocer las medidas realmente efectivas para combatirla y no caer en acciones exageradas.

Con información de los sitios divinecaroline.com, remediosnaturales.about.com y 20minutos.es te presenta

10 mitos y verdades sobre la gripe.

10. Medicamentos como el paracetamol curan el resfriado. En realidad, los medicamentos antipiréticos como el paracetamol no ayudan a combatir la gripe, aunque sí reducen sus síntomas.

9. El uso de cremas mentoladas ayudan a despejar las vías respiratorias. Aunque no combaten directamente la enfermedad, son un excelente aliado en el combate de sus síntomas. Sólo no se recomienda su uso en exceso, pues pueden causar irritación.

De acuerdo a estudios sobre enfermedades infecciosas, sólo el ocho por ciento de las personas, se enfermaron después de besar a alguien que tenía gripe. Incluso, el microbiólogo Charles Gerba, Ph. D., afirma que es más seguro besar a alguien que está enfermo, que estrechar su mano.

8. Tomar vitamina C evita contraer la gripe. No debe confiarse solamente en las propiedades de la vitamina C, pues no es suficiente para evitar la enfermedad. Incluso, en los casos de consumo excesivo, es posible que el ácido ascórbico, al cambiar el PH de la sangre, afecte las facultades del cuerpo para combatir la gripe.

7. Usar gel desinfectante para manos evita el contagio. Es cierto que el uso de este tipo de desinfectantes son altamente efectivos para evitar la transmisión del virus, pero no son lo suficientemente buenos como lo es el lavarse las manos.

Este tipo de hábitos de higiene no debe ser exclusivo de las personas que quieren evitar enfermarse, sino también deben estar en las personas que ya presentan los síntomas del virus, para así no dejan que otras personas enfermen.

6. Aplicarse la vacuna contra la gripe, puede enfermarte. Es común escuchar que personas prefieren no vacunarse, pues temen enfermarse tras aplicarse la vacuna, pero esto es falso.

La vacuna se fabrica con base en un virus de gripe inactivo, el cual no puede causar alguna infección. Sin embargo, existen razones por las que personas han adoptado la idea, pues los efectos secundarios de la vacuna pueden confundirse con los síntomas de la gripe y aquellos que presentan la enfermedad a un par de días de haberse vacunado, es probable que ya hayan adquirido el virus tiempo antes de vacunarse.

5. Lavarse los dientes con un cepillo usado durante la enfermedad puede volver a enfermarte. Realmente esto se trata de un mito completamente falso, por lo que no es necesario desechar el cepillo dental después de recuperarse de un resfriado.

Esto se debe a que no es posible que una persona se vuelva a infectar con el mismo virus, pues al estar enfermo el sistema inmunológico crea anticuerpos específicos contra él, así que si el cepillo llegara a contenerlo aún después de haberte recuperado, los anticuerpos te protegerían para no contraer el mismo virus.

4. Enfermarse a causa del aire reciclado de un avión. Esta afirmación es probable, pues el 50 por ciento del aire dentro de una aeronave es reciclado, y aunque se filtra para eliminar polvo, vapores, bacterias y moho, el virus es demasiado pequeño para quedar atrapado en el filtro, aunque por lo general los virus se adhieren a las gotas de humedad, las cuales son retenidas por el filtro, según la Dra. Judith Reichman.

A pesar de que las probabilidades de enfermarse de gripe a causa de la circulación del aire en un avión van de casi nada a nada, es probable que te descubras estornudando después del vuelo simplemente porque tuviste contacto cercano con alguna persona que portaba el virus.

3. Permanecer en una habitación de hotel puede enfermarte. Esto es cierto, las habitaciones de los hoteles están llenos de gérmenes, no importa qué tan frecuente limpien ni el equipo que usen para hacerlo.

La universidad de Virginia, en su Facultad de Medicina, comprobó que aún después de un día, las superficies de una habitación de hotel están cubiertas de gérmenes, tras haber pasado ahí la noche una persona con el virus.

2. Contagiarse por un beso. En realidad esto es poco probable, por lo que no hay necesidad de evitar las muestras de cariño cada vez que uno o alguien cercano tiene gripe. La mayoría de las infecciones virales se dan por medio de la nariz y los ojos, no por la boca.

1. El clima frío te enferma de gripe. De acuerdo a expertos, la idea de que el frío es un factor importante para contraer un resfriado, es falsa. Si bien la palabra hace alusión al clima de baja temperatura, en realidad el frío no tiene relación alguna con que una persona se enferme de gripe.

La enfermedad es causada por un virus, y el hecho de que las personas estén más propensas a contraer gripe en época de frío, no es porque éste baje sus defensas, sino porque al protegerse del clima, pasan más tiempo en lugares cerrados, lo que facilita la transmisión del virus entre personas.