Las 10 actitudes infalibles para desenamorar

Las 10 actitudes infalibles para desenamorar

Durante la vida cotidiana, es imposible evitar ciertas actitudes para desenamorar y fenómenos fisiológicos que, más temprano que tarde, podrán desencantar a nuestras parejas, sin que lo pretendamos, por supuesto. Veamos algunas de ellas:

  1. Los olores corporales desagradables: existen personas, de cuya piel emanan ciertos aromas que resultan repulsivos para la gran mayoría de las personas. Por más que se tomen todas las precauciones del caso, es imposible deshacerse de ellos.
  2. La desagradable halitosis o mal aliento: las más de las veces, quienes padecen de esta compleja afección, no son conscientes y, usualmente, la gente teme manifestárselo a quien lo padece. Ninguna pareja lo soportará.
  3. Los gases intestinales: propios de todos los mamíferos, incluido el ser humano (por supuesto), resultan supremamente desagradables y, algunas veces, difíciles de controlar.
  4. Los insoportables ronquidos: algunas personas, especialmente las pasadas de kilos, “roncan como locomotoras”, lo que le impide a su pareja conciliar el sueño. Suele ser insoportable.
  5. La falta de modales en la mesa, por sobre todas las cosas, cuando recién estamos empezando a salir con alguien, un inadecuado comportamiento en la mesa, resulta supremamente bochornoso.

Acercar la cabeza al plato, comer rápidamente, hablar con la boca llena o eructar,  hará salir despavorida a nuestra compañía.

  1. Vestirse inadecuadamente, resulta de lo más desagradable para la persona con la que recién estamos empezando una relación.
  2. Hablar inapropiadamente, también nos hará “volar del lado” de esa persona que nos tiene ilusionados. Expresiones como “déntrese mi amor”, “ojala haiga una relación duradera” o “estuvisteis maravilloso (a) hoy”, desenamorarán al más desentendido.
  3. Llamar 10 veces al día, cansará al más enamorado y paciente. Igual, sucede con el email, el whatsapp, las llamadas por Skype y todo lo que se les parezca.
  4. Abusar del alcohol, es otra de las costumbres que más desagrada a la persona con quien estamos empezando una relación, al cabo que resulta de lo más repulsiva, especialmente, para las chicas.
  5. Las actitudes morbosas para con las personas del sexo opuesto, ahuyentarán a los más enamorados. Las miradas obscenas a cuanta mujer pasa por el lado, por ejemplo, resulta de lo más desenamorador.