Las 10 mentiras más comunes sobre el amor

Las 10 mentiras más comunes sobre el amor

Veamos las mentiras más frecuentes con las que solemos engañar (unas pocas veces, con buenas intenciones, por supuesto) al ser amado:

  1. “No tengo ojos más que para ti, mi amor”, lo que es absolutamente falso, en vista de la atracción física que nos despiertan las personas del sexo opuesto que nos resultan atractivas.
  2. “Jamás he deseado tener sexo con otra persona que no seas tú”. Para que semejante falsedad fuese verdad, sería necesario que todos los seres humanos fuésemos invidentes.
  3. “Te amaré durante toda mi vida”. Por muy grande que sea el amor que sintamos por la pareja, esta es una afirmación que jamás se podrá garantizar. Pueden suceder cientos de cosas, para que el sentimiento se interrumpa.
  4. “Jamás te he sido infiel”. Ni aun tratándose de personas prudentes y algo recatadas en su vida sexual, es fácil que semejante aseveración sea verdadera. El instinto sexual es tan poderoso, que la fidelidad total es casi que imposible.
  5. “No me preocupa que salgas con tu amigo (a)”. El 90 % de los casos en que le manifestamos esto a nuestra pareja, no estamos más que demostrando una falsa seguridad.
  6. “No siento nada cuando te encuentras con tu ex novio (a)”. Al igual que en el caso anterior, no es más que la manifestación de una supuesta seguridad que no existe.
  7. “Contigo he tenido el mejor sexo de toda mi vida”. Aunque podría ser cierto, es poco probable, si tenemos en cuenta que, en la actualidad, son muchas las parejas sexuales que todos hemos tenido en el pasado.
  8. “Si me dejas, a los ocho días me consigo otra persona”. Igualmente, estamos intentando denotar una falsa seguridad, al cabo que pretendemos amedrentar al otro.
  9. “En uno o dos años nos casamos”. Se trata de una de las mentiras más frecuentes entre las parejas. El matrimonio es “temido” por muchísimas personas.
  10. “No solo te quiero. Además te amo”. Con el paso de los años, el amor romántico (y sexual) se convierten, usualmente, en otro sentimiento menos profundo: el cariño y el apego.