Top 4 consejos para ser más inteligente

¿Has llegado a notar que algunas personas presentan mayor retención de información que otras? o quizá, el hecho de que ¿algunas personas puedan ser capaces de realizar varias actividades a la vez, sin bajar el rendimiento? ¿Y cómo lo harán? Acaso ¿tendrá que ver con el hecho de que presten mayor atención? Déjame decirte que no se trata de ser más o menos inteligente sino de desarrollar mejor tus capacidades, en este artículo te daremos algunos consejos para mejorar tus habilidades y adquirir mayor capacidad.

Los 4 consejos para ser más inteligente

1. Consume productos coadyuvantes al desarrollo de tu inteligencia, con la tecnología a nivel farmacológico se han ideado muchos productos que funcionan como oxigenantes cerebrales, que logran aumentar la atención y a su vez la capacidad de retener información.

Sin embargo hay muchos de estos productos que son de origen sintético y pueden ocasionar efectos secundarios y/o dependencia, por eso te aconsejamos consumir productos naturales como la Gyngo biloba, Té de Romero y Jengibre, Aceite de bacalao, ácido fólico, Ginseng.

Estos son algunos de los muchos productos naturales que funcionan como potenciadores cerebrales, ayudan a la memoria y atención y oxigenan tu cerebro. Para mayor información puedes consultar a tu tienda naturista más cercana. En caso de que creas que tienes alguna deficiencia consulta a un neurólogo.

2. Terapia de Neurociencia, mediante esta increíble resolución de la ciencia las personas duermen mejor y son más competentes en sus funciones, pues esta terapia consiste en la conexión de electrodos en puntos específicos del cerebro que mandan pequeños impulsos eléctricos excitando así tus neuronas y posteriormente logrando una mejor sinapsis.

También estimula los fotorreceptores a través de emisiones de luces intermitentes durante un período de tiempo específico. Los fotorreceptores son neuronas ubicadas en nuestra retina sensibles a la luz, estas se encargan de realizar la conversión de luz a impulsos nerviosos que el cerebro decodifica.

Esta terapia se recomienda mucho para personas diagnosticadas con TDAH, problemas del sueño o alimentación y  aprendizaje.

3. Duerme y come bien, Aunque suene muy cliché muchos ignoran este simple hecho, el dormir bien anticipa a tu cerebro a estar más preparado para alguna circunstancia inesperada, potencia la retención de información y estabiliza la memoria.

Al dormir, nuestro cuerpo se recupera, se produce una regeneración y mielinización de las células fortificando tanto mente como organismo. Tener una alimentación libre de grasas también es esencial, pues el consumo de productos con alto porcentaje en grasas saturadas obstruye las arterias impidiendo la libre circulación y oxigenación de la sangre al cerebro, limitando la capacidad de pensamiento y ocasionando fuertes jaquecas.

Por eso consume alimentos ricos en vitamina B,C,E, yodo y aceites esenciales que estimulan la producción de los receptores NMDA, que son moléculas del cerebro que forman parte de los mecanismos de plasticidad neuronal, haciendo posible la formación de memoria en el hipocampo.

4. Entrenar frecuentemente la memoria de trabajo, esta es la memoria que utilizamos para el raciocinio y operacionalización de ideas, a través de ella realizamos la retención de información facilitando la interpretación de esta y llegando más rápido a una solución. Hay muchas formas de entrenar el cerebro, sin embargo las más conocidas son la sopa de letras, crucigramas y sudoku.

CONTENIDO RELACIONADO